Cálculo de la TAE

En cuanto al cálculo de la TAE que ofrecen las entidades hay que tener presentes las
siguientes cuestiones:
El banco no tiene en cuenta efectos que vencen antes de 15 días (los considera no
remesados, se hacen independientemente)
La aplicación de comisiones mínimas de cobranza para el cálculo de la TAE se considera
como ingreso la diferencia entre la comisión mínima y la comisión cobrada.
No se incorporan los timbres y cargos por correos por entenderse gastos suplidos (no
devengados por la entidad).
Todos estos aspectos hacen que la TAE sobre todo en efectos con vencimientos cercanos y
con bajos nominales ofrezca una medida excesivamente optimista de la operación.
Su cálculo a efectos prácticos es similar al TEO o al rendimiento pero considerando el año
comercial y tomando como datos del nominal y del efectivo los correspondientes.
Letras resaca
Si una letra llegada la fecha de vencimiento no es pagada por el librado, el banco que tiene
la letra debe presentarla al protesto ante notario, salvo que contenga la cláusula sin gastos, en
cuyo caso el protesto puede sustituirse por una declaración equivalente de impago, una vez
hecho esto, el banco puede actuar en vía de regreso contra el librador o cualquiera de los
endosantes.
Lo normal es que el banco cargue en la cuenta del librador (que es cliente del banco) el
importe nominal de la letra más los gastos de devolución y en su caso los intereses de demora.
El importe de la letra impagada será:
LI N( C ) Gtosdev Gtoscorreo = 1+ d + +
N: nominal
Cd: comisión de devolución
Gtosdev: otros gastos ocasionados por la devolución, de protesto, gestión ante notario etc.
Si el librado no ha pagado por falta de liquidez en la fecha de vencimiento de la letra pero
desea efectuar el pago en un momento posterior aparecen las letras resaca. ¿Qué son?: Son
unas nuevas letras emitidas con el fin de recuperar el importe y los gastos derivados de otra
anterior emitida y no pagada a su vencimiento.
Para ello es necesario calcular el nominal de la nueva letra para que una vez descontada en
el banco proporcione al librador el importe LI que le ha cargado el banco en su cuenta más el
timbre de la letra. Obtenemos una cuantía que será el valor nominal de la letra más los gastos
10
ocasionados por la devolución, y queremos obtener el nuevo nominal de esa letra resaca que
lo denominaremos por LR.
Gráficamente:
NE LR
0 s
Comisiones otrosgastos
dn NE LR ⎟ − − ⎠
⎞ ⎜

⎛ = − 360
1
LR: es la incógnita que queremos conocer
Podría ocurrir que entre la fecha de devolución de la primera letra y la fecha de giro de la
segunda transcurra cierto plazo de tiempo, entonces el librador puede cargar intereses (que se
añaden al montante a recuperar NE) sobre el importe efectivo.
Protesto: diligencia que por no ser aceptada o pagada una letra, se practica bajo fe notarial
para poder emprender posteriormente otro tipo de acciones.

Deja un comentario

Cerrar menú