Crédito Comercial + 4 Casos Prácticos

El crédito comercial es una operación de financiación que suelen ofrecer los proveedores a
sus clientes de manera “gratuita” por lo que el coste aparentemente es nulo. Se concreta en la
posibilidad de pagar el importe neto de la factura en uno o varios plazos diferidos (30, 60 o 90
días) sin cargo adicional alguno, ofreciéndose, paralelamente, la posibilidad de pagar al
contado con el beneficio de un descuento por “pronto pago”.
Desde el punto de vista del comprador el hecho de que el aplazamiento en el pago no
suponga cargos adicionales lleva a pensar que se puede entender que el coste es nulo por lo
que la fuente de financiación sería gratuita. Sin embargo esto no es cierto ya que se está
renunciando al descuento por pronto pago. La aparente gratuidad queda anulada si se
comparan las dos opciones con las que se cuenta: pagar una cantidad menor al contado (la
cantidad tras el descuento) o una cantidad mayor (el importe neto) de forma aplazada. Esta
18
operación es la única, de las que vamos a estudiar, que no utiliza ninguna ley financiera en el
cálculo de sus capitales.
En ocasiones el pronto pago no significa pago al contado sino que existe un número de días
en los que es posible beneficiarse del descuento ofertado. Este periodo disminuye el tiempo
real de financiación del proveedor.
El descuento practicado se concreta en un % sobre el montante de la factura por lo que
resulta de cálculo sencillo (no se utiliza ley financiera para calcular la cantidad descontada).
La forma más usual de la condición de pago es la siguiente: descuento d en x días o neto en s
días. Es decir que si desea beneficiarse del descuento ha de pagar antes de los x días o en otro
caso se concede un periodo de financiación de s días, al cabo de los cuales se debe pagar el
importe total de la factura.
Gráficamente sería:
Fact. con descuento Total factura
0 s
Desde la perspectiva de la empresa vendedora (proveedor) ofrecer un descuento por pronto
pago puede resultar conveniente ya que se evitan:
-problemas de liquidez que se le planteen al cobrar aplazadamente
-el riesgo que representan las cuentas de clientes en los casos de morosos e incobrables.
El tipo de descuento que se ofrezca debe tener en cuenta:
-la duración o plazo del crédito comercial.
-el coste de la financiación en el mercado para la empresa si utiliza alternativamente el
descuento bancario.
En cuanto a la empresa compradora (cliente) el financiarse vía proveedores supone
renunciar al descuento por pronto pago por lo que habrá que calcular el coste financiero (de
oportunidad) que supone para la empresa dicha financiación.
Algunos casos posibles
Caso 1. El caso más sencillo es el siguiente: Pago al contado hoy con un descuento (d) en
tanto por ciento o Neto (N) en s días.
Gráficamente:
19
E = N(1-d/100) N
0 s
Supongamos un importe total de una factura de N, las alternativas de pago son N(1-d/100)
en el momento actual (0 días) o N dentro de s días.
Queremos conocer el coste efectivo de renunciar a este descuento. El coste efectivo se va a
calcular con la ley financiera compuesta. Utilizando la ley de capitalización-descuento
compuesto podemos igualar ambas cantidades dejando como incógnita el tipo de interés que
será, por tanto, el coste de dicho aplazamiento de pago.
Recibido= Entregado
E(1+i)s/365 = N
N(1-d/100)(1+i) s/365 = N
Tras unas sencillas operaciones se tiene que:
TEO i=(1/(1-d/100))
365/s – 1
Caso 2. Una pequeña variante la constituye la posibilidad de pagar con descuento durante
x días. El coste de la financiación se calcula de manera idéntica al caso anterior con la
salvedad de que en lugar del valor s que aparece en la fórmula debe aparecer s-x que son los
días auténticos que financia el proveedor, suponiendo que el cliente paga el último día de
plazo con descuento.
E = N(1-d/100) N
0 x s
Para calcular el coste efectivo
E(1+i)(s-x)/365 = N
N(1-d/100)(1+i) (s-x)/365 = N
Tras unas sencillas operaciones se tiene que:
TEO i=(1/(1-d/100))
365/(s-x) – 1
20
Caso 3. Es común que se dé la posibilidad de que el pago aplazado no sea en una única
fecha, quedando repartido en varios efectos de distintos vencimientos. En este caso
tendríamos gráficamente la siguiente operación:
E = N(1-d/100) N1 N2 N3 … Nm
0 s1 s2 s3 … sm
siendo N=N1+……+ Nm y
s1……sm los vencimientos respectivos.
La ecuación que permite obtener el coste efectivo es la siguiente:
N(1-d/100)=N1 (1+i)-s1/365+…..+ Nm (1+i)-sm/365
La obtención de i precisa del método de prueba y error. Sin embargo, puede realizarse una
aproximación mucho más sencilla aprovechando la propiedad de unificabilidad de capitales.
El capital único tiene por cuantía la suma de las cuantías de los efectos.
En el presente caso el capital único será N, N= N1+……+ Nm.
El vencimiento medio tiene como expresión:
VM= (N1s1+……+ Nmsm)/N
Gráficamente la situación anterior se transforma en la siguiente:
E = N(1-d/100) N
0 VM
De esta forma, el cálculo del coste quedaría determinado por la expresión:
E(1+i)VM/365 = N
N(1-d/100)(1+i) VM/365 = N
De donde:
i=(1/(1-d/100))
365/VM – 1
Lógicamente, si existe un número de días x para pagar beneficiándose del descuento, la
fórmula anterior variaría reemplazando VM por VM-x.
Caso 4. Cuando el pago con descuento se debe hacer en distintos días.
21
Gráfico:
E1 E2 E3 … Em N1 N2 N3 … Nm
x1 x2 x3 … xm s1 s2 s3 … sm
siendo E = E1+……+ Em y
x1……xm los vencimientos respectivos de los pagos con descuento.
siendo N = N1+……+ Nm y
s1……sm los vencimientos respectivos de los pagos aplazados.
La resolución del cálculo del coste en esta situación se realizará calculando los
vencimientos medios de las dos alternativas:
Así, el vencimiento medio de los pagos con descuento sería:
VM = (E1x1+……+ Emxm)/E
El vencimiento medio de los pagos aplazados sería:
VM = (N1s1+……+ Nmsm)/N
Gráficamente:
E = N(1-d/100) N
0 VMx VMs
El cálculo del coste quedaría:
E(1+i)(VMs-VMx)/365 = N
N(1-d/100)(1+i) (VMs-VMx) /365 = N
Despejando se tiene que:
TEO i=(1/(1-d/100))
365/(VMs
-VMx) – 1
Es importante recordar que el coste obtenido es el de renunciar al descuento por pronto
pago y, por tanto, el coste de la financiación facilitada por el proveedor.
También debe recordarse que la operación de crédito es una operación que se repite
permanentemente en el año, por lo que las estimaciones que se tienen del coste anual son muy
fiables. (Este hecho no es tan cierto en operaciones esporádicas en las que la referencia anual,
aunque correcta, es menos realista).
22
No obstante, hay que tener presente que se están comparando dos operaciones que no son
idénticas: el pago al contado y el pago aplazado. El aprovechamiento del descuento por pronto
pago supone el pago efectivo mientras que el pago aplazado supone, para el proveedor, la
incertidumbre sobre el cobro. Este hecho motiva que el coste de la financiación del proveedor
sea, en términos generales, cara, puesto que puede estar incorporando una prima por la posible
insolvencia del cliente.
Por último remarcar que, al tratarse de una operación a muy corto plazo, pequeñas
variaciones en el calendario de los pagos producen variaciones más que apreciables en los
costes en términos anuales

Deja un comentario

Cerrar menú