Créditos en cuenta corriente

Las cuentas de crédito son operaciones activas para los bancos que prestan capitales a sus
clientes hasta un límite fijado en el contrato. La forma de operar consiste en que el banco abre
una cuenta de crédito a su cliente en la que se cargan y abonan las transacciones que éste va
efectuando y paga intereses por la parte del crédito que va utilizando. Al contrato en el que se
formaliza esta operación se le denomina póliza de crédito y se utiliza de soporte la cuenta
corriente.
La principal diferencia entre una cuenta de crédito y un préstamo está en que en la cuenta
de crédito se va disponiendo del capital a medida que el cliente lo necesita mientras que en el
préstamo se dispone de la totalidad del capital en el momento inicial.
En estas cuentas al contrario que en las cuentas corrientes el crédito es a favor del banco si
bien puede ocurrir que en alguna ocasión el cliente efectúe ingresos tales que sitúen el saldo
de la cuenta a su favor, en este caso el tipo de interés no es recíproco ya que el cliente ha de
pagar intereses a los tipos usuales para las operaciones activas cuando el saldo es deudor y
percibe intereses a los tipos usuales en las operaciones pasivas cuando el saldo es acreedor.
El cliente no debe rebasar el límite del crédito concedido. Con carácter excepcional pueden
permitirse excedidos, en ese caso el tipo de interés aplicable a la parte excedida es más
elevado y el banco suele percibir además una comisión sobre la cuantía máxima excedida.
Como recordatorio el montante en capitalización simple para un capital C, colocado
durante n días sería: (se puede usar 360 o 365)


⎞ ⎜

⎛ = +
360
1 n M C i y los intereses: D
N
i
n Cn I = Ci = = 360 360
23
Siendo N el número comercial producto de la cuantía C por el número de días. En la
práctica se truncan es decir se prescinde de las dos últimas cifras para así operar con números
más manejables.
D: es el divisor fijo, es el denominador común de los números comerciales. Si se truncan
los números comerciales también ha de truncarse el divisor para que el cociente no varíe.
Estos conceptos los utilizaremos para calcular los intereses que habrá que pagar en cada
situación.
Desde el punto de vista financiero el problema fundamental que plantea una cuenta de
crédito es la determinación de su saldo, lo cual exige previamente el cálculo de los intereses
con la ley de capitalización simple.
Dependiendo de lo que queramos calcular utilizaremos unos números comerciales u
otros y cada uno de ellos nos dará distintas cuantías de intereses:
-intereses por disposiciones dentro del límite (intereses deudores).
-intereses por disposiciones superiores al límite (intereses por excedidos).
-intereses a favor del cliente (intereses acreedores).
La suma de todos estos conceptos más las comisiones y las disposiciones nos
ofrecerá el montante a entregar para saldar la cuenta o, en su caso, el saldo de partida
para el nuevo periodo de liquidación de intereses.
La duración del contrato suele ser larga pero la liquidación de intereses se suele hacer
trimestralmente. La cuenta se lleva usualmente por el método hamburgués.
En esta operación aparecen las siguientes comisiones:
-comisión de apertura del crédito sobre el límite del crédito concedido.
-corretaje en el caso en que la póliza del contrato sea intervenida por un corredor colegiado
de comercio.
-comisión de disponibilidad sobre el saldo medio no dispuesto. Esta se fundamenta en que
si bien el cliente no tiene que pagar intereses por la parte del capital que no ha utilizado, lo ha
tenido a su disposición por lo que ha de pagar una comisión de disponibilidad.
-comisión por excedidos en cuenta sobre la cuantía máxima excedida.
Un saldo medio se calcula como el cociente entre los números comerciales
correspondientes al saldo que queramos hallar (saldo medio dispuesto o saldo medio no
dispuesto) y los días del periodo.
SM = Σ(Si x ti) / Días del periodo de liquidación
SM = Saldo medio
24
Si = Saldo i-ésimo
ti = Días de mantenimiento del saldo
El extracto de una cuenta corriente tendrá el siguiente aspecto:
Fecha Concepto F.Valor C.Debe C.HaberSaldo Días N.Deudores N.Acreedores
…. ……. ….. …… …… ….. …. ……. ……..
Int.acred.
Int.deud.
Sdo final

Deja un comentario

Cerrar menú