Descuento Comercial

Concepto.
En la práctica de los negocios es muy habitual realizar operaciones comerciales con pago
aplazado, así se vende una mercancía a un cliente y éste nos la paga más adelante. Para
formalizar la obligación de pago por parte del cliente se suelen utilizar las letras de cambio,
éstas no son otra cosa que el compromiso de realizar un pago en un momento futuro.
Por necesidades de tesorería puede darse el caso de que una empresa tenga problemas de
liquidez, pero posea letras libradas por otras empresas en las que se comprometen a pagarle
cierta cantidad en un momento determinado. Para obtener el dinero que necesita en ese
momento la empresa acude al banco y descuenta las letras. Por el descuento de letras la
empresa obtiene un crédito del banco avalado por esa letra, es decir, el banco le concede el
dinero con la esperanza de que al cobrarse la letra la empresa pueda hacer frente a sus deudas
con el banco.
Aunque lo normal en el descuento comercial es descontar letras de cambio, también
pueden descontarse otros títulos de crédito como pagarés, cheques, certificaciones de obra,
etc.
En esta operación lo que el banco hace es entregarle a la empresa el valor actual de un
capital futuro de cuantía igual a la de la letra de cambio. Normalmente el banco se ocupa de la
gestión de cobro de la letra, pero si el proveedor no paga la cantidad fijada en la letra será el
cliente del banco quien debe hacer frente a dicho pago.
El descuento comercial es por tanto, una operación a través de la cual se puede adelantar el
cobro con recurso de efectos comerciales. Esto significa que el riesgo de impago no se
traslada a la entidad financiera. Esta solo adelanta el dinero y realiza la gestión del cobro. Si
resulta negativa se traslada el impago al que descontó la letra, ello se hace salvo en una
opción de descuento que se llama sin recurso de cierta novedad en España.
En el descuento comercial se utiliza la ley de descuento simple comercial, pero en la
práctica el mercado tiene su propio terminología, en esta la cantidad C1 recibida en t1 se
5
llama “Efectivo” y la cantidad C2 a devolver en t2 es el “Nominal”, el nominal coincide con
el importe de la letra descontada. La diferencia entre nominal y efectivo es el “Descuento”.
Aquí se ve claro como al contrario de lo que sucedía en las leyes de capitalización, donde se
partía del capital C1 para llegar a C2, en las leyes de descuento se parte de C2 para llegar a
C1. La ley del descuento comercial utilizando la terminología del mercado es:


⎞ ⎜

⎛ = − ×
100 360
1 d n E N
D = N − E
E = Efectivo
N = Nominal
d = tanto anual de descuento en tanto por cien
D = Descuento
n = Duración de la operación en días
Con lo dicho hasta ahora se calcula el efectivo de un efecto descontado sin tener en cuenta
las características comerciales. Sin embargo toda operación de descuento de efectos incluye
características comerciales; las principales son:
-Comisión por negociación o cobranza.- Es un porcentaje sobre el nominal, suele tener
una cuantía mínima. Estas comisiones varían según las letras estén aceptadas o no,
domiciliadas o no etc.
-Timbre.- Es el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados, lo paga el cliente. Se
obtiene de una tabla de imposición por escalas de nominal, cuando el vencimiento de la
letra es superior a 6 meses el nominal se multiplica por dos para el cálculo del timbre.
Puede pagarse al comprar la letra en el estanco o bien en la entidad financiera si se lleva
para descontar un documento que no sea una letra oficial.
-Gastos de correos: – habitualmente se cobra el valor del sello por cada letra
-I.V.A.- El descuento de efectos está exento del IVA, pero no lo está el servicio prestado
por el banco a su cliente cuando se encarga sólo de la gestión de cobro. La base imponible
del IVA será la comisión por gestión de cobro.
6
En general este último concepto se cobra cuando solamente hay gestión de cobro y no
adelanto de dinero. Nosotros vamos a estudiar el caso de descuento de letras es decir con
adelanto de dinero.
(En la práctica puede haber entidades que ofrezcan alguna modalidad diferente, si se hace a
través de internet por ejemplo no cobran el timbre, pueden cobrar IVA por la comisión de
cobranza y por los gastos de correo etc..) La operación se describe como la hemos comentado
aunque puede verse alterada según condiciones de las entidades y de los clientes concretos.
El banco ingresará en la cuenta de su cliente el efectivo neto, este es el resultado de
restarle al efectivo calculado según la ley de descuento simple el importe de las características
comerciales.
Max gN Com Min Gtoscorreo dn E N ⎟ − − ⎠
⎞ ⎜

⎛ = − ( , . ) 36000
1 -T
g = comisión (en tanto por mil)
T = Timbre
El banco por tanto cobra dos cantidades distintas según la función que realiza:
-por un lado anticipa el dinero, concede un crédito al cliente al entregarle el valor
descontado del nominal del efecto utilizando la ley financiera del descuento bancario. Es una
operación activa.
-por otro lado el banco realiza una gestión de cobro del efecto librado por lo que recibe una
comisión de cobranza o negociación sobre el nominal. Es una operación de mediación.
Las tarifas de estos servicios deben estar a disposición del cliente, así como el número de
días mínimo de descuento (normalmente suelen ser 14 días).

Deja un comentario

Cerrar menú